lunes, 12 de julio de 2010

NUEVAS TECNOLOGIAS DE LA INFORMACION: IMPACTO EN LAS BIBLIOTECAS

Resumen

Las nuevas tecnologías avanzan, y la biblioteca trata de seguirlas. ¿De que hablamos cuando hablamos de Tecnologías de la Información? ¿Que rol cumple la biblioteca y como enfrenta los cambios tecnológicos? ¿Esta preparado el profesional de la información para enfrentar estos cambios?

Los modos de incorporación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son cruciales para el desarrollo de nuestras sociedades en su carácter democrático y cohesionado debido a que la inserción de estas nuevas tecnologías en el campo educativo ofrece muchas posibilidades, pero también nuevas formas de exclusión. La brecha digital, es el espacio de exclusión que se abre entre quienes pueden acceder a las nuevas tecnologías y quienes no. [1] Las TICs pueden así, ser palancas eficaces de la liberación humana o armas formidables para el sostenimiento de una sociedad insanablemente injusta como la actual.[2]

Si en las últimas décadas, éste espectacular desarrollo de la tecnología y las comunicaciones ha influido notablemente de una u otra forma en todas las profesiones, las mas afectadas fueron las dedicadas a la gestión de la información. Los avances tecnológicos han tenido un gran impacto sobre las bibliotecas y los propios bibliotecarios. Las nuevas tecnologías digitales posibilitan el acceso ultrarrápido a las fuentes más ricas de información, dentro de colecciones mundiales. El efecto ha sido tan profundo que muchos de los profesionales del sector plantean la labor a desarrollar y la forma correcta de denominar la profesión.[3] Puede decirse que casi todas las funciones tradicionales del bibliotecario han sufrido transformaciones y han surgido nuevas tareas.

La evaluación de los recursos se complica progresivamente al convivir el formato impreso y el cd room, la versión ofrecida en Internet y aquella que ofrecen las bases de datos comerciales. Los expertos en la información deben mantenerse al tanto de los nuevos desarrollos y tendencias que surjan a su alrededor y hacer comprender a sus superiores que si la tecnología cambia, ellos deben adaptarse y cambiar simultaneamente.

Los bibliotecarios de hoy son consultores, imparten cursos de formación y diseñan sistemas informáticos. Con la aparición de Internet se han convertido en expertos en la búsqueda, en la red, en Web masters y hasta en diseñadores de páginas Web. Estas nuevas funciones deben ser entendidas como el conjunto de actitudes, aptitudes y puntos de vista que pueden ser rápida y efectivamente aplicadas a cualquier oportunidad o necesidad desconocida que pueda surgir.[4] Los nuevos bibliotecarios pueden usar la tecnología para ampliar el alcance de los servicios de su biblioteca más allá de sus muros y para anticiparse a las necesidades de los usuarios[5]

¿De que hablamos cuando hablamos de nuevas tecnologías?

Las tecnologías de información incluyen a las tecnologías que permiten que las distintas formas o tipos de información sean procesadas, transmitidas, manipuladas, almacenadas y recuperadas con rapidez, seguridad y eficacia.

La tecnología de la información agrupa cuatro áreas tecnológicas que convergen:

· La microelectrónica: basa su actividad en el diseño de circuitos integrados

· La computación: fabricación de hardware

· La informática: dedicada al software, sistemas informáticos que reúnen una serie de procedimientos

· Telecomunicaciones: industria de datos gigante, dados sus alcances y avances, y posibilita la integración de los sistemas.

Estas nuevas tecnologías son las que hoy modifican muchas de las funciones y procesos de la biblioteca. Lejos de excluir la biblioteca como institución, estas han reforzado y delineado cada vez mas su presencia social como institución a partir de la cual se puede conjuntar la información, se organiza y puede ser utilizada por quien lo solicite.[6]

Inclusión de las nuevas tecnologías de la información en la biblioteca

Las tecnologías de la información y la comunicación son las fuerzas motrices del cambio: el acceso a, y el uso eficaz de la información y del conocimiento, tecnologías y servicios varios constituyen herramientas esenciales para aun desarrollo económico y social sostenible a nivel individual, comunitario, nacional, internacional. El acceso a la información y al conocimiento resulta en una mejora de la calidad de vida siempre que exista un marco que lo posibilite.

Las bibliotecas y archivos han sido creados para asegurar la accesibilidad a largo plazo de la información registrada. Eso es lo que hacen ahora y lo que seguirán haciendo en el futuro. Esto significa que, su actividad consiste en que adquieren, catalogan o procesan, organizan, ofrecen para el uso y preservan el material disponible al público. Esta es la función distintiva de la biblioteca. Nada de esto cambia en el mundo digital, pero si cambia el equilibrio de poder entre las funciones esenciales. No se pone en duda el valor permanente del documento manuscrito o impreso, o el de la biblioteca convencional como lugar donde la gente se encuentra para satisfacer algunas de sus necesidades culturales, pero la mayor parte de la información aparece en formato digital desde su nacimiento. Es esencial que la biblioteca de hoy cambie hacia la implementación del concepto de biblioteca digital y haga de ello parte de su estrategia de desarrollo. Una biblioteca digital es un servicio de información en el cual todos los recursos informativos están disponibles en formato electrónico y las funciones de adquisición, almacenamiento, preservación, recuperación, acceso y comunicación del documento se llevan a cabo usando tecnología digital.[7]

Debemos tener en cuenta que la biblioteca debe afianzar su papel clave en la emergente sociedad de la información y el conocimiento como un lugar que asegure la preservación y la migración de información de cara a hacerla utilizable para todos los que la necesiten, esto es, no solo mantener su función tradicional, sino también reforzarla considerablemente, es decir, ingresar al mundo digital como protagonista pleno. Encontramos, entonces, nuevas denominaciones para esta entidad. Hoy en día hablamos de bibliotecas electrónicas, digitales y virtuales.

¿Que son las bibliotecas Digitales, las Electrónicas y las Virtuales?

La biblioteca era fundamentalmente un repositorio de conocimiento, o de información. Desde fines de la segunda guerra mundial la biblioteca ha acogido en mayor número soportes documentales distintos al libro, el dominio del medio impreso no ha sido cuestionado de manera sustancial hasta el día de hoy. El cuestionador es la computadora, o más bien, la comunicación mediada por computadoras. La coexistencia de medios impresos y digitales crea un nuevo espacio documental, el cual es multilateral, porque el conocimiento se presenta no sólo en el medio impreso, sino también en el medio computacional. La oferta de información a través de computadoras no es más la simple reproducción digital de expresiones impresas, sino expresiones hechas por y para el medio[8]. Así, una breve definición de cada una seria las siguientes:

BIBLIOTECA ELECTRÓNICA: es aquella que posee un catálogo automatizado, y que además ofrece sus servicios vía Web. Sólo utiliza la posibilidad de la red.

BIBLIOTECA DIGITAL: es aquella que cuenta con sus colecciones principalmente digitalizadas donde los usuarios pueden acceder mediante un ordenador. Ofrece un servicio completo de biblioteca real, en un entorno telemático.

BIBLIOTECA VIRTUAL: encontramos contenido y servicios. La biblioteca se transforma en una institución que puede estar en todas partes, aunque no esté físicamente representada. Se crea a partir de documentos digitalizados y sitios Web. Esto no implica que deje de ser "biblioteca". [9]

Pero además de estos nuevos conceptos que surgen, encontramos uno mas, el de biblioteca Hibrida esto es, la reunión de tecnologías electrónica, digital o virtual más los productos impresos y servicios en espacio físico y las funciones históricas de ésta. Uno de los mayores problemas que debe resolver actualmente el bibliotecario es cómo navegar en un espacio documental híbrido, que incluye tanto el formato impreso como el digital. La motivación que existe tras el concepto de biblioteca híbrida es una necesidad de hacer frente a la diversidad y la diversidad es un problema importante cuando las bibliotecas luchan por afrontar el mundo de la información digital.

Que esperar para el futuro.

En mi opinión, es posible que el rol del bibliotecario y la biblioteca como lugar, como institución, logre un avance en tanto y cuanto las personas y las tecnologías se lo permitan. Me parece que es importante que las bibliotecas se desarrollen y a su vez, nosotros como profesionales de la información lo hagamos con ellas.

Más allá de los alcances de la tecnología, de los medios económicos con los que contamos, del patrimonio humano y de todos los elementos que debe contener la biblioteca, es necesario que la actitud del profesional de la información, sea la de mirar al futuro y pensar la tecnología, como una forma de integración a este mundo que día a día crece alrededor nuestro. Que la biblioteca sea parte de este nuevo mundo y perdure por siempre como lo hizo desde sus comienzos hasta la actualidad.



[1] Metodología para la integración de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones con los contenidos curriculares: parte I Dirección General de Cultura y Educación, Gobierno de la Provincia de Buenos Aires

[2] Babini, Dominique; Fraga, Jorge. Edición electrónica, bibliotecas virtuales y portales para las ciencias sociales en América Latina y El Caribe. CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Ciudad de Buenos Aires,

Argentina. 2006. pp 271 ISBN: 987-1183-53-4

[3] Fernadez, Cecilia, El bibliotecario del futuro, en Revista General de Información y Documentación, Vol. 5, Nº2, Servicio público Universidad Complutense, Madrid 1995

[4] Aramayo, Susana, La labor profesional de bibliotecarios y documentalistas en el siglo XXI, Bibliotecología y documentación, Nº6, Junio 2001

[5] Ershovay, Tatiana. V y Hohlov Yuri E. Migrar de ka biblioteca de hoy a la biblioteca de mañana ¿re o evolución?

[6] Olaya Guerrero, Julio CesarLas tecnologías de información en bibliotecas: caso peruano” disponible en http://www.ucm.es/info/multidoc/multidoc/revista/num9/general/olaya.htm

[7] Research and Advanced Technology for Digital Libraries: Procedings of the Third European Conference, ECDL’99 (Paris, France, September 22-24, 1999)/ Ed. By S. Abiteboul and A. –M. Vercoustre. –Berlin: Springer, 1999. –XI, 494pp. (Lecture Notes in Computer Science, 1696)

[8] Villa Nueva Mansilla, Eduardo, “Redes de información y multilateralidad documental: nuevos roles para el

bibliotecario ante la biblioteca digital ” Fénix, revista de la biblioteca nacional de Perú, 1997

[9] Sánchez Díaz, Marley – Vega Valdés, Juan Carlos Bibliotecas electrónicas, digitales y virtuales: tres entidades por definir” disponible en http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol10_6_02/aci05602.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada